Teorema De Equipartición

Koupelna - série Senso - keramické obklady a dlažby RAKO El equipo que había estado en 2.ª posición durante 16 jornadas se resintió de ambas bajas y terminó cayendo a la 4.ª plaza clasificándose para la Copa de la UEFA. Kempes siguió arrasando en la temporada 1977/78 con 28 goles en Liga más 10 en Copa y sirvió a su vez para que Claramunt jugara el último partido con la camiseta del Valencia CF. Pasaron los años y con motivo del centenario del Inter (2008), el club lombardo y Nike, la firma que provee al equipo, decidieron homenajear a aquella Ambrosiana (despojando todo carácter político, eso sí) y recuperar la camiseta de la cruz de San Ambrosio como tercera equipación. El Valencia eliminó al Granada CF, Celta de Vigo y Real Madrid, salió imbatido de cada encuentro y de tal forma se presentó en la tercera final consecutiva, traes caer derrotado en el 70 ante el Real Madrid, en el 71 ante el CF Barcelona, en el 72 fue contra el Atlético de Madrid por 2-1 quedándose nuevamente a las puertas de conseguir un nuevo título. El Inter de Milán aplastó 3-0 a la Roma de José Mourinho en el Olímpico y prolongó su momento dulce en la Serie A antes de visitar al Real Madrid, ante quien se jugará el liderato de grupo en la Champions.

Juega de centrocampista y su equipo desde 2019 es el Inter de Milán de la Serie A de Italia. En Europa y en la Copa las cosas no fueron bien para el equipo valencianista y fue eliminado en las primeras eliminatorias de ambas competiciones. Pero pese a la Copa no todo fue júbilo ese año, el exjugador y exentrenador vizcaíno Mundo falleció en Valencia, donde residía, quedando como máximo goleador en la historia del club y siendo uno de los jugadores que más títulos había conseguido para el Valencia CF con tres Ligas, dos Copas y dos Pichichis en su palmarés personal. En esa misma temporada y en la siguiente Kempes fue el máximo goleador de la liga española. El argentino se había lesionado seriamente el hombro en la Recopa y amén a otras lesiones que le impidieron rendir como solía solo pudo anotar 9 tantos en Liga. Abelardo, el portero, acabó como Zamora al encajar 19 tantos en los 30 partidos disputados con un porcentaje de 0,63 goles por partido, uno de los más bajos de la historia, la férrea defensa era la formada básicamente por Tatono, Cruz Sol, Aníbal y Antón como titulares, los encargados de suplirlos en diversos partidos fueron, por número de encuentros, Jesús Martínez (9), Vidagany (7) y Barrachina (4), en la línea de medios Paquito y Claramunt I eran indiscutibles junto a Pellicer, cosa bien distinta era el ataque donde únicamente Sergio jugó todos los partidos de la Liga, tanto Forment, como Claramunt II, camiseta milan 2022 Valdez y Poli se repartieron los otros dos puestos del ataque valencianista.

En Liga se quedó en segunda posición a dos puntos del Real Madrid, campeón, pese a las numerosas lesiones sufridas, tantas que incluso obligaron al entrenador Di Stéfano a presentar en más de una ocasión solo 14 de los 15 jugadores reglamentarios, y no fueron otros que los hombres clave en la consecución de la Liga anterior: Abelardo, Claramunt I, Antón, Forment, Aníbal, Sergio y Pellicer. El resultado no fue bueno y terminó en 7.ª posición con un cuádruple empate a 36 puntos entre U. D. Las Palmas (4.º), Real Betis (5.ª), RCD Español (6.º) y el propio Valencia. En Liga tras ir la mayor parte de la competición en el 4.º puesto bajó al 6.º donde finalizó con 36 puntos. La Recopa de Europa ganada en 1980 contra los gunners del Arsenal Football Club en los penaltis fue el mayor trofeo conseguido por la entiedad hasta la fecha. En el estreno en la Copa de Europa se enfrentó al Luxemburgo al cual venció con comodidad. En la temporada 1980/81 ganó la Supercopa de Europa contra el campeón de Europa, el Nottingham Forest. Bien distinto fue el rendimiento del equipo en la Copa donde se proclamó campeón por quinta vez en su historia dejando en el camino a Girona CF, Real Sociedad, FC Barcelona, Deportivo Alavés, Real Valladolid y en la final disputada en el Estadio Vicente Calderón al Real Madrid por 0-2, ambos goles del argentino Mario Alberto Kempes.

El siguiente rival fue el Hajduk Split de Yugoslavia, un rival de identidad que semanas antes había marcado al Real Madrid cinco goles, al que también se eliminó, esta vez con serios apuros y tangana incluida en Split. Kempes marcó 22 goles y quedó por detrás de Quini del Sporting de Gijón (24 goles) y Santillana del Real Madrid (23 goles) en la tabla de goleadores. El portero Manzanedo logró el Trofeo Zamora al encajar 26 goles, el quinto conseguido por la entidad valencianista, y Kempes solo pudo conseguir 12 goles en Liga. Al final de temporada comenzaron las obras en Mestalla para habilitarlo de cara al Mundial de 1982. Al año siguiente el equipo no rindió en Liga al tener que combinarla con la UEFA primero, y la Copa del Rey después. En la Copa de la UEFA el conjunto che se enfrentó al PFC CSKA Sofia y al Arges Pitesti a los que eliminó con claridad. No hay textura ni metáfora, ninguna idea que dé sentido al conjunto ni ningún argumento sobre el que edificar un relato creíble. Había que cubrir dos puestos en la delantera che y para ello se contrató al ariete austríaco Kurt Welzl y al danés Frank Arnessen, procedentes del AZ Alkmaar y Ajax de Ámsterdam respectivamente, ambos conjuntos de Holanda.